No me he vuelto loca ni he decidido darle un vuelco a mi vida. Dejad que me explique.

Moda:

  1. Gusto, costumbre o uso, o conjunto de ellos, propios de un grupo, un período de tiempo o un lugar determinados.
  2. Conjunto de prendas de vestir, adornos y complementos que se basan en esos gustos, usos y costumbres, y que se usan durante un período de tiempo determinado.


Si nos atenemos a la definición de moda que encontramos en el diccionario, se trata siempre de algo temporal y condenado a desaparecer que adoptamos para sentir que pertenecemos a un grupo.

Ahora dejadme argumentar por qué me parece algo totalmente insostenible.

Con frecuencia viene a mi mente la imagen de una pareja mayor que estaba delante de mí en la cola del supermercado hace un par de años. Ella vestía un peto vaquero muy apretado y lleno de agujeros y él calzaba unas chanclas en las que figuraba en grandes letras el nombre de una marca, cual hombre anuncio. Lo que me llamó la atención de esa escena fue la certeza de que 2 años antes o 2 años después esas mismas personas no se hubieran dignado a salir así a la calle. 

Os cuento esta anécdota porque es fácil imaginar como ese atuendo fue descartado meses después en pro de una nueva tendencia. Y lo que me hace estar tan segura es que a ambos se les notaba incómodos y poco naturales. No eran ellos mismos.

Y es que la ropa que vestimos es un medio de expresión muy potente y no podemos delegarlo con el objetivo de mimetizarnos con el entorno. Si no nos permitimos explorar nuestros propios gustos, nos será mucho más difícil sentirnos cómodas en nuestra piel.

Saltar de moda en moda es la forma más cara de consumo de ropa. Además de generar basura por obligarnos a desechar continuamente esas prendas que se adquieren sin que lleguen a gustar realmente a su propietaria.

El consumo sostenible de moda se basa en comprar prendas que te vas a poner mucho y a gusto y el primer paso es conocerte. Es maravilloso experimentar y no hay nada inamovible pero, desde luego, nunca compres nada que te haga sentir incómoda.