Aunque este va a ser un Halloween un tanto extraño, nuestros niños necesitan jugar y disfrazarse tanto o más que otros años.

 

¿Qué tal si esta vez buscamos alternativas caseras y jugamos a crear algo diferente? 

Las tiendas de telas se llenan en estas fechas de lentejuelas, rasete, fieltro y mucho pelo. Un montón de tejidos sintéticos y de baja calidad, fáciles de coser y con una vida corta por lo general.

Al mismo tiempo, nuestras casas están llenas de retales y prendas que no usamos o están en mal estado y a las que podemos dar una segunda vida.

Aquí yo me declaro profundamente afortunada. Tengo un niño, de imaginación desbordante y con una capacidad infinita para emocionarse, que me obliga cada año a romper todos mis esquemas.

niños con disfraces caseros

Marc, que lo mismo se inventa su propio super heroe y es el niño más feliz con un antifaz y una cadena enrollada al cuerpo, como decide ir de basurero zombie con su chaleco de bici, el pantalón de chandal más agujereado de su armario, un poco de maquillaje, una bolsa de basura y una escoba.

Y todo sale de él pero me da lecciones año tras año. 

Así que esta es mi propuesta:

  •  Inventaos un personaje con super poderes y pensad 2 ó 3 complementos que lo identifiquen. Podéis jugar también con las identidades secretas.
  • Sed zombies. A ellos les pilló haciendo actividades normales, trabajando o haciendo deporte. Aprovechad lo que tengáis por casa y dadle caña a la pintura creativa y terrorífica.
  • Simplificad. A no ser que que os presentéis a un concurso o queráis construir un cosplay de vuestro personaje favorito de todos los tiempos que os vais a poner mogollón, suele ser más sencillo de lo que lo hacemos.
  •  Elegir ropa del color y estilo de la del personaje en cuestión, engaña suficiente a la vista para hacerte reconocible. Se sincera, ¿tú te fijas tanto en los disfraces ajenos? Estamos pasándolo bien, no en un certamen donde nos van a puntuar.
  • Sacad todos los disfraces viejos y echadle imaginación. ¿Qué pasa cuando mezclamos elementos si relación aparente?
  • Si buscas algo muy concreto y prefieres un disfraz comprado, visita páginas de segunda mano. Son prendas que se usan muy poco y pueden tener mucha rotación.

Espero que te diviertas mucho y recuperes el espíritu de la infancia. 

Si te animas a crear un disfraz casero, me encantará verlo en redes. Me puedes etiquetar como Alba Latorre o @apanyatcostura en Facebook y como @Alba_Latorre_Apanyat en Instagram.